arrow-left arrow-right expand kidney-orange kidney menu-detail playquote-multicolor search share-email share-facebook share-twitter timeline-detailtimeline-detail2 twitter youtube

Realizan sesiones de kinesiología a distancia con fondo de CPC

Hace dos meses, cuando se desató en Chile la pandemia del COVID-19, el Centro de Diagnóstico de Corporación Renal Infantil MATER, ubicado en la comuna de San Miguel, debió ser cerrado como medida de seguridad, congelando así las más de 14.000 atenciones anuales que allí se realizan a niños y niñas de todo el país.  

Esta organización sin fines de lucro, que trabaja hace más de 23 años en la prevención del daño renal y urológico pediátrico, comenzó a explorar otras vías para llegar a sus pacientes e inició un sistema de tele rehabilitación en su área de kinesiología pélvica.

El proyecto pudo ponerse en marcha a comienzos de mayo, gracias a la adjudicación de un fondo de emergencia, otorgado por la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), que permitió financiar al personal, insumos y también adquirir el material tecnológico necesario.

Mantener el contacto

La atención se está realizando a través de videollamadas de 30 a 60 minutos, cada dos semanas en promedio, en las que el especialista entrega indicaciones y tareas al paciente, para posteriormente dar seguimiento a través de mensajes de Whatsapp, medio por el cual también se envía material complementario.

Además, en los casos en que sea necesario, se entregarán aparatos de electro estimulación, que llegarán directo al domicilio, y también se complementará la terapia con psicología. Esto último considerando el impacto que ha dejado el coronavirus en algunos pacientes, como la adaptación a nuevas dinámicas familiares por la cuarentena o el distanciamiento o pérdida de seres queridos.

A la semana, atenderán cerca de 50 niños y niñas, dando prioridad a quienes tenían horas agendadas en marzo y abril. El equipo está compuesto por las kinesiólogas especialistas Macarena Sola y Belén Sánchez, la psicóloga Arantxa Rivadeneira, además de personal administrativo.

 Queremos mantener el contacto con los pacientes, acompañarlos y desarrollar aspectos conductuales, que son muy importantes para el éxito del tratamiento, mientras esperamos retomar las sesiones una vez que el centro sea reabierto”, explicó Belén Sánchez.

Las familias se ponen muy contentas cuando se enteran de este sistema, porque además de que la terapia no queda a medio camino, nos tienen a la mano, desde sus teléfonos, para orientarlos y resolver sus dudas con una modalidad que les resulta muy cómoda”, agregó Macarena Sola.

Ambas especialistas recalcan que el apoyo de la familia del paciente es muy importante para el éxito de este sistema, puesto que cada sesión debe ser vista como si fuera presencial y en ello los adultos son muy imperantes. Es decir, el niño o niña debe estar preparado, con buena disposición e idealmente en un lugar de la casa que le permita concentrarse.  

La kinesiología de piso pélvico busca lograr un adecuado control perineal, es decir de la musculatura de piso pélvico, para una correcta dinámica miccional y defecatoria, que permita al niño o niña una continencia urinaria y fecal adecuada. Esto permite mejorar su calidad de vida y prevenir enfermedades renales y urológicas.